A 18 años de su secuestro María Edith sigue viviendo con temor

6 febrero, 2019

María Edith Bordón de Debernardi, víctima de secuestro en el 2001, habló sobre el caso Arrom y Martí. “Esta es una cicatriz que queda para toda la vida y es indignante que hoy estas personas pidan a la Corte que falle a favor del crimen”, expresó.

"El proceso después del secuestro es algo con lo que vivís de por vida, una cicatriz que estará conmigo siempre. El temor nunca me abandona", manifestó la víctima, quien agradeció al presidente de la República y a su esposa por el acompañamiento ante la audiencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Costa Rica.

Foto: los ojos de la victima

Temas relacionados

Comentarios