Cinemarte: última pasada de películas muy celebradas por el público

2 marzo, 2019

Para empezar marzo la programación de Cinemarte del martes 5 iniciará a las 18:30 hrs. con la segunda y última pasada de DJAM, UNA JOVEN DE ESPÍRITU LIBRE de Tony Gatlif; y a las 20:30 hrs. También THE PARTY de Sally Potter, con una de las últimas apariciones en la pantalla del gran actor suizo Bruno Ganz, desaparecido recientemente. Ambas películas se proyectarán en su idioma original con subtítulos en castellano.

Las entradas se pueden adquirir ese mismo día en el Teatro de las Américas del Centro Cultural Paraguayo Americano. Al finalizar la segunda función los presentes podrán participar de un debate que enriquecerá la experiencia.

DJAM, UNA JOVEN DE ESPÍRITU LIBRE 

Djam es una joven griega, generosa, insolente, irreverente y libre, que es enviada de la isla de Lesbos a Estambul por su tío, un viejo marino enamorado del rebétiko (música tradicional de los griegos), para conseguir un repuesto para el barco. En el trayecto conoce a Avril, una francesa adolescente, sola y sin dinero, que vino como voluntaria para ayudar a los refugiados. Djam la invita a formar parte de su travesía y así comparten una aventura plena de encuentros, desencuentros, danzas, música, rebeldía y esperanza.

El director argelino nos conduce en forma ágil y lírica, con bellísima pasión por las culturas de la geografía balcánica, sin obviar los graves problemas sociales de esa región. La luminosa heroína encarna el espíritu del rebétiko con energía arrolladora. Consciente de la magnífica cultura que porta en su interior, vierte las canciones de su patria con una alegría que parece no tener fin. Un fresco vigoroso guiado por un género musical que cultivó a generaciones gracias a sus ritmos fascinantes, al dolor expuesto en sus letras y a su esencial rebeldía que contagia a quienes lo escuchan.

THE PARTY

Janet acaba de ser nombrada ministra y para festejar invita a sus más fieles amistades a una fiesta íntima. En la ocasión rodarán máscaras y saldrán trapos sucios, iluminándose el cinismo y la falsedad de una burguesía ilustrada histérica, con sus conflictos de clase y géneros, complejos, celos y relaciones amorosas disfuncionales. Todo un infierno repleto de humor británico.

La siempre audaz directora inglesa (Orlando; Ginger & Rosa) propone una atrevida sátira, una diversión austera (en blanco y negro, con siete personajes en una casa) y sintética (un solo acto de 71 minutos) para cinéfilos y amantes del teatro. Una película muy entretenida con un reparto soberbio y diálogos brillantes, en el que cada segundo cuenta hasta el final sorprendente. Las brillantes actuaciones transforman la propuesta en un festín de ingenio, patetismo y melodrama irónico. Un maravilloso respiro del cine de efectos especiales y grandes éxitos de taquilla. El gran actor suizo Bruno Ganz aporta una de sus últimas interpretaciones para la pantalla grande.

Foto: gentileza

 

Temas relacionados

Comentarios