El peso argentino se hunde más de un 25% tras la derrota de Macri

12 agosto, 2019
France 24

Argentina vive un lunes negro en los mercados después del sorprendente resultado de las elecciones primarias de este domingo en las que el candidato preferido de los inversores, el presidente Mauricio Macri, perdió por 15 puntos porcentuales contra el postulante del peronismo, Alberto Fernández. En el arranque de la jornada financiera en Buenos Aires, el peso argentino se hunde a un mínimo histórico de 60 pesos por cada dólar, cuando a cierre del viernes cotizaba a 45. Esta caída, superior al 25% no es, de momento, el mayor desplome de la divisa, ya que en 2015 bajó un 35% en una jornada cuando el Gobierno de Mauricio Macri eliminó los controles de capitales puestos en marcha por el Ejecutivo de Cristina Kirchner.

Los bonos argentinos que cotizan en Europa suben 300 puntos básicos y la rentabilidad alcanza un 13,4%, y los CDS o seguros de crédito (que miden lo que cuesta asegurar contra el impago una emisión de deuda) de la deuda del país disparan su precio hasta los 1.800 puntos básicos. La Bolsa de Buenos Aires, el Merval, cae más de un 10% en la apertura, lo que afecta

En Wall Street, las acciones de las empresas argentinas se desploman en Wall Street y llegan a caer hasta un 36%, como es el caso de la petrolera YPF. La agencia de viajes Despegar baja más de un 30% y Pampa Energía, un 41%. El desplome de estos valores está abultado por el impacto de la divisa, que se suma al propio impacto de las elecciones sobre las empresas en cuestión. Los analistas de Morgan Stanley han rebajado la recomendación sobre varias entidades financieras argentinas, como BBVA Banco Francés y Grupo Financiero Galicia.

Aunque el candidato peronista tiene un perfil moderado, los mercados desconfían de su candidata a vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien fuera presidenta entre 2007 y 2015. La adopción de medidas que restrinjan el libre comercio y posibles controles de capitales son los principales temores del mercado, señala la agencia estadounidense. En octubre se realizarán las elecciones generales y Fernández se convertirá en presidente, si el resultado es similar al de este domingo. La perspectiva de un control de capitales acelera el desplome de las monedas porque los inversores quieren sacar sus fondos del país antes de que sea demasiado tarde.

Con información de https://cincodias.elpais.com

Temas relacionados

Comentarios