“No pensé que mi hija iba a estar en la lista de feminicidios”

18 marzo, 2019
Nancy Romina Gómez víctima de feminicidio GENT

La madre de la joven asesinada por su ex pareja en el distrito de La Paloma, Canindeyú, advertía a su hija para que desconfiara. El hombre la llevó a un sojal, la acuchilló siete veces y luego arrojó el cuerpo a un arroyo.

El cuerpo de Nancy Romina Gómez Chamorro (23), cuya desaparición había sido denunciada por sus familiares el día anterior, fue encontrado ayer por agentes de la Policía. Era estudiante de Ciencias Sociales y madre de dos hijos.

El padre de su hijo menor, Alejandro Arévalos Schlickman (19), confesó haber cometido el crimen y guió a los investigadores hasta el sitio donde arrojó el cuerpo.

El conflicto surgió luego de la separación, tras ocho meses de relación, lapso en que nació un hijo de la pareja. Alejandro habría denunciado a Nancy ante la Codeni por no permitirle ver a su hijo, y Nancy reclamaba una pensión alimentaria.

“Es una situación muy difícil, nunca pensé que iba a pasar algo así. No pensé que mi hija iba a estar en la lista de víctimas de feminicidios”, lamentó Eliezer Chamorro, madre de Nancy.

“A mí no me comentó que iba a encontrarse con él. Una amiga nos comentó del encuentro que iba a tener con Alejandro, le venía diciendo a mi hija que no confié más en él”, agregó.

Alejandro la citó supuestamente para hablar sobre la pensión.

“Cuando ella me mostró el mensaje le dije que no acepte, en el momento me dijo que no iría, pero unos días después me dijo que se iba a encontrar con él y que ya estaba en camino”, contó la amiga.

En un principio, la víctima le comentó que temía a su ex pareja, pero finalmente aceptó encontrarse con él.

“Nancy fue hasta ese lugar con el deseo de ver algo importante, como le había dicho Alejandro. Ella por la necesidad que estaba pasando para la manutención de su hijo, pensó seguramente que iba a darle dinero”, mencionó el fiscal del caso, Vicente Rodríguez.

La mujer recibió 7 puñaladas. "Alejandro mostró el lugar exacto. El cuerpo estaba en el arroyito, no era muy caudaloso, estaba de costado en el agua", cuenta el fiscal.

El feminicida ofreció a los investigadores entregarles el arma con el que perpetró el crimen. Además entregará el aparato celular de la mujer.

 

Foto: Gentileza

Temas relacionados

Comentarios