Metrobús: Jiménez Gaona admite que expropiaciones iban a frenar el proyecto

23 octubre, 2018
El ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona

Ramón Jiménez Gaona, ex ministro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), reconoce que su administración se enteró, en plena ejecución del Metrobús, de una ley de la era estronista que iba a entorpecer el avance de las obras.

El Metrobús nació con males congénitos, pues los responsables del proyecto desconocían del impedimento legal para liberar parte de la zona de obras. Tampoco impulsaron un proyecto de ley que pudiera subsanar el problema.

El exministro habló del tema con Radio Monumental y sus declaraciones fueron las siguientes:

-“Sigo convencido de que este es un proyecto necesario, más que un proyecto de transporte público es un proyecto de salud pública. La mayor parte de la inversión es para dar servicios básicos que sobre la avenida Eusebio Ayala no existen”

“El mayor motivo del conflicto es la construcción de todo el sistema de desagües y el cambio de cañerías de agua potable”

“Este proyecto no puede parar, es un proyecto de transformación de ciudad. Más de 480.000 personas se van a beneficiar”

“El gobierno actual está manejando bien la situación, tienen toda la información técnica y legal. En lo personal me pongo a disposición de las autoridades actuales para contribuir a construir una solución que le sirva a la gente”

“Están las cosas que uno quiere hacer, pero en la función pública está lo que uno puede hacer” -respecto a la demora en la liberación de la franja de dominio.

“Uno los motivos principales de conflicto es el reclamo de los frentistas de que se les debía pagar por unas expropiaciones hechas en los años 70 y 80 con un decreto ley del presidente Stroessner que se hicieron para ampliar la avenida Eusebio Ayala y que no fueron pagados”

“Consultamos formalmente a la procuraduría y nos informó que no teníamos condiciones legales de pagar eso, tampoco estaba incluido en la ley de préstamos, de entrada nos encontramos con conflictos que legalmente eran muy difíciles o imposibles de resolver

“Una vez arrancada la obra nos encontramos con un proyecto que requería numerosos ajustes porque al abrir las zanjas nos encontramos con numerosos obstáculos que no estaban en los planos originales

Las indemnizaciones requieren de un censo y de una no objeción del BID para ser utilizadas. Esa no objeción se obtuvo estos días para concretar, se refiere a frentistas considerados vulnerables, no se refiere al pago de las indemnizaciones de las expropiaciones de los años 70 y 80

“Como en todas las obras los contratistas van comunicando los diferentes obstáculos y estos son resueltos por los equipos técnicos y legales. Hemos mantenidos una relación fluida buscando soluciones. Jamás se bajó la guardia”

“Hemos avanzado con esta obra en la medida posible, mitigando el impacto económico y social a la zona”

“No ha sido una relación fácil, conflictiva pero en ningún momento recibimos una amenaza de que se iban a retirar. Hay garantías de fiel cumplimiento y está el respaldo de los pagos contra obras ejecutadas. El Estado está cubierto contractualmente y con las garantías suficientes

Jiménez Gaona reconoce que durante su gestión se manejó la posibilidad de que una prórroga de tres meses iba a ser necesaria en lo que respecta al tramo 3.

“Cuando se contrató a la empresa Mota Engil se adjudicó a la menor oferta, 30% más baja del costo estimado por el MOPC. Tenía la obligación de presentar una ingeniería de detalles. Al momento de presentar estos detalles me encontré con la información de que había áreas que iban a ser afectadas, que representaban a unas expropiaciones no pagadas en los años 70 y que con justicia son reclamadas por los frentistas. Pero no teníamos nosotros la posibilidad de pagar por esas expropiaciones en particular”.

“Representa una franja que es más o menos la vereda y en algunas partes pueden ser partes de la avenida misma, constituía un impedimento para el avance normal de la obra” –sobre el total no liberado por estas expropiaciones.

Aquí la salida va por el lado de un reclamo judicial que puedan hacer los frentistas para que se complete el proceso de expropiación, de tal manera a que llegue una orden judicial que pueda establecer el pago de las expropiaciones”

“Hay que impulsar un nuevo proyecto de ley para pagar las indemnizaciones”

“Esta fue una realidad que nos encontramos con el contrato firmado, la obra tenía que hacerse y avanzó

“Como administrador del MOPC me tocó gerenciar mas de 380 contratos de obras y servicios, soy responsable por cada una de las decisiones y estoy dispuesto a explicar en el ámbito que sea cada una de ellas. Tengo la conciencia tranquila”

“Se ha trabajado con un cronograma que no se ha podido cumplir por numerosas dificultades, producto de la improvisación y la falta de planos de otras instituciones que no han dejado registros suficientes”

“Hay un contrato que protege al Estado, sólido, con suficientes garantías. Hay una empresa que tiene una reputación internacional importante que no creo que vaya a dejar tirado esto como se quiere hacer creer

“Tomé conocimiento de esa nota (del 13 de agosto) estando fuera del ministerio. La lógica dice que no estaba dirigida a nosotros, ya que a uno o dos días de cambiar la administración no teníamos ninguna capacidad de negociar con la empresa”

“Hemos hecho un sinnúmero s de reuniones con frentistas, estuve en La Lupa como en muchos otros programas de TV para explicar los conflictos. Muchas veces hubo diálogos de sordos porque no se transmitió la seriedad de la dificultad para lograr la compensación esperada tras décadas”

“Lo que vaya a hacerse o no es cuestión del Gobierno actual, lo que nos queda es apoyar para contribuir con la experiencia”

“Nos encontramos con una realidad que se fue complicando mes a mes. Es muy difícil trabajar sobre proyectos heredados de otras administraciones”

“Hay experiencias ganadas. Es una carrera de relevos y nos tocó pasar la posta con obras exitosas y otras conflictivas como el Metrobús”

“Esos 16 millones de dólares son obras instaladas que forman parte de obras tienen que seguir. Nada de lo que se construyó está perdido”

“Acá hay culpas compartidas, entre quienes diseñaron el proyecto, los que impiden que la obra avance sobre sus propiedades y quienes administramos el proyecto”

Temas relacionados

Comentarios