Ciudadanos cargan con la inutilidad de los gobernantes para subsistir

Si no fuese por polladas u otras actividades benéficas, muchas familias no podrían comprar medicamentos; sin un generador, un filtro o un tanque de agua, el ciudadano se quedaría con un pésimo servicio básico; sin las ollas populares, miles de paraguayos pasarían hambre por la cuarentena. El Pueblo aguanta esta desidia y se somete ante la inutilidad de gobernantes.