La política de apagar incendios

incendio en cateura uh

El año pasado la furia de la naturaleza se vistió de inundación, sequía y una ola de incendios en el Chaco que arrasaron con más de 300 mil hectáreas, con la consecuente destrucción del suelo, la flora y la fauna. Entonces, los organismos estatales demostraron poca capacidad para contener el fuego y se tuvo que apelar a la colaboración de países vecinos que enviaron sus aviones hidrantes, además de los siempre valientes y dispuestos bomberos voluntarios.

 

Por Estela Ruíz Díaz